Década del 70

Colaborá con nosotros para permitirnos trabajar con objetividad plena, haciendo Aquí

Así mataban los Montoneros - testimonio de Inés Amelong en Plaza San Martín

publicado a la‎(s)‎ 15 jun. 2016 5:30 por Julio Mendoza


4 de junio de 1975:

"Yo estoy aquí por ser, con mi padre, víctimas de la organización terrorista Montoneros, que actuaba con decidido empeño de sembrar el terror y causar el caos en nuestro país.

Papá trabajaba en ACINDAR ,era Ingeniero Químico, y era respetado y valorado tanto por sus superiores y colegas como por sus subalternos.

Era una persona destacada en diversos ámbitos:

Tenía 52 años, y con mi mamá de 49, formaron una familia numerosa de 10 hijos, y se ocuparon de darnos una esmerada educación , tutelados por su cariño. También era un buen deportista con méritos locales y en el extranjero.

Católico práctico en cuanto a su piedad, formación, y participación activa especialmente en la Pquia. San Pablo de Villa Constitución; también en el modo de vivir su profesión, amistades, tiempos libres y al educarnos a sus hijos en TODOS los valores cristianos.

Y por eso lo mataron, por la simple razón de ser católico, y llevar esa fe a su lugar y ámbito de trabajo, además de haberlo hecho en su familia.

En una ocación lo tuvieron secuestrado en la fábrica, junto a otros gerentes, en un sótano y rodeados de tanques de combustible, sus secuestradores los dejaban salir cuando llegaba a reemplazarle el gerente que quedaría secuestrado en su lugar; reemplazos que se repitieron varias veces. Era uno de los modos en que los terroristas que decían luchar por la Patria libre trataban a los trabajadores, de cualquier jerarquía que éstos fueran.

Junio de 1975. Gobierno democrático de la viuda del Gral. Perón. Corrían días violentos, y lo mismo que otros jefes de ACINDAR, Papá había sido amenazado, secuestrado y maltratado.

Como todos los días, iba a fábrica y me dejaba antes a mí en la Facultad. Hacía unos minutos que habíamos salido cuando nos detuvimos en un semáforo; como tantas veces, estaba explicándome unos ejercicios matemáticos que yo escribía.

De pronto, disparos, muchos ruidos, el parabrisas roto impide ver, Papá cae sobre mi falda y me dice que volverán. Yo rezo Padrenuestros y Avemarías... alguien se acerca por su ventana, más y más tiros, a Papá en la cabeza, a mí me hirieron gravemente... yo rezaba.

Como Dios nunca nos abandona: se acercaron dos vecinos que pasaban por allí, y ante el horror de lo que veían, me ofrecieron su ayuda ¿ Qué más podía ya perder ? acepté, me llevaron al Hospital donde llegué sin pulso, al borde de la muerte ... pero Dios me conservó la vida ...a través de estas buenas personas, los cirujanos, y mi familia que tanto me ayudó a evitar la muerte que tan de cerca me acechó ...

Les estaré eternamente agradecida.

Yo, su 5ª hija, con 18 años, había estado junto a él en el momento más feo de nuestras vidas.

Él se fue al cielo. Y nosotros, mi hermana mayor tenía 24 años y la menor 9: nos quedamos con su ausencia, con el corazón destrozado.

Pronto supimos que la Agrupación Político Militar Montoneros se proclamaba autora de este hecho que reivindicaba. ¡ Qué valientes, atacar a un hombre y a su hija ¡desarmados!
A un hombre que había dicho que si esto pasaba, porque pasaba todos los días:
¡ perdonaba a sus asesinos !

Desde ese momento y siempre, guiados por la enseñanza y el ejemplo de Mamá nosotros hemos perdonado y rezado por aquellas personas que nos atacaron.
¡ Muchísimos fueron los testigos que pudieron comprobarlo durante el mismo sepelio de Papá, y en todos éstos años !
También rezamos por tantos otros que en aquel terrible momento y después se solidarizaron con nosotros, que de un momento a otro, nos convertimos en muy necesitados.
No logro salir de mi asombro al notar que hoy día, personas de mi edad que vivieron hechos tan horrendos como éste, y muchos otros que se sucedían continuamente puedan pensar que los guerrilleros fueron chicos buenos, que perseguían algún fin noble...

¿ Qué fin noble puede buscarse sembrando el terror, con insaciables ansias de poder, produciendo siempre el odio, alistando en sus filas a jóvenes , muchos de ellos sí con ideales nobles para convertirlos en confundidos homicidas ?

Si ellos, o quienes hipócritamente reivindican sus cobardes “luchas”, son gente buena y de valiosos principios:

¿ Porqué hoy alientan un reabrir lastimaduras nacionales, alterando groseramente la historia de lo ocurrido en nuestra doliente Argentinas ?

¿ Porqué en todos estos se han dedicado a echar sal en las heridas que ellos mismos abrieron, aunque hayan existido errores y horrores posteriores de parte de las autoridades de facto que las combatieron ?

¿ No sería mejor, en lugar de revolcarnos en pozos ciegos llenos de podredumbre, desenterrando odios que no tienen sentido... tratar de construir nuestra querida Argentina, uniendo esfuerzos para desarrollar pujantes empresas, institutos educativos exigentes donde se cultiven personas con ponderados valores humanos; fomentar la comprensión, la paciencia, el servicio, la humildad, para que nuestras familias vivan unidas y así los hijos de esta querida Argentina sean hombres y mujeres íntegros, que la conduzcan con sabiduría, generosidad y valentía para que al actuar según sus principios lo hagan para el bien de todos los ciudadanos de buena voluntad ?

¿ No debiera ser deseable la verdadera Concordia de los argentinos ?


Las Víctimas del Terrorismo no queremos más que esta historia sea silenciada; nuestros padres, maridos, hermanos y amigos tienen su lugar en la historia pero hay algunos que so lo niegan desde hace unos 30 a 40 años.

No queremos revancha, no queremos que las heridas que arrastramos en nuestros cuerpos y en nuestras almas desde hace tanto tiempo y por eso somos los que verdaderamente saben lo difícil que es convivir con ellas, se perpetúen en nuestra sociedad y sean heredadas por las futuras generaciones.

No obstante, demasiados jueces federales nos impiden nuestros derechos a la Verdad, a la Justicia y a la Reparación.

Esperemos que estos “nuevos” aires de verdad que están soplando desde hace poco con el aval de todos los trabajadores argentinos representados en la indiscutible figura de José Ignacio Rucci, le permitan a la sociedad civil y a los dirigentes reconocer la verdadera historia que sufrimos los argentinos en que el terrorismo nos atacó tan sangrientamente.


Aquel 4 de junio de 1975, con mi carpeta yo llevaba una cartera que contenía un rosario y un pequeño-gran libro de espiritualidad. Dios quiso que una de las balas quedara milagrosamente detenida entre sus hojas.

En una de ellas dice: “Hacer crítica, destruir, no es difícil: el último peón de albañilería sabe hincar su herramienta en la piedra noble y bella de una catedral. Construir: ésta es la labor que requiere maestros.”

Nuestra Patria es en su mayoría católica.

Para aprender a vivir en la Paz que nos merecemos, podríamos tomar ejemplo de S.S. Juan Pablo II, que nos ha dejado innumerables ejemplos para una buena convivencia entre los hombres:”


A todos, muchísimas gracias.


Inés Amelong



Así mataban los Montoneros...


El ingeniero Raúl Amelong llevaba a su hija a la facultad…como casi siempre.
Era Junio. Era 4. Y corría el año 1.975.
Presidía la Argentina la viuda de Perón.
Raúl Amelong trabajaba en Acindar, tenía 10 hijos y junto a él viaja Inés, su hija de 18 años.
Un semáforo en rojo. Amelong que frena. Inés que repasa con su padre unos ejercicios de matemática…y la tragedia que se desata. Una explosión tras otra. Vidrios rotos, sangre a borbotones. Gritos desesperados. Raúl Amelong que cae sobre su hija. Inés que reza. Silencio. “van a volver…” suspira y avisa Raúl Amelong en agonía.
Siempre volvían. Había que rematar al moribundo. Así era la “valentía” cobarde del terrorismo en Argentina.
Inés entonces reza con más fuerza. También está herida de muerte, pero no es aún su hora. Se salva de milagro. Así lo dispuso Dios.
Otro poco de silencio. Y otra vez la locura. El último puñado de tiros en la cabeza de su padre moribundo. El remate. El sello terrorista. El broche final de la locura asesina.
¿El gobierno?: Democrático.
¿Las víctimas?: Civiles. Un padre y su hija.
El odio del terrorismo, y su plan sistemático para acorralar de miedo a la sociedad.
Ese 4 de junio de 1.975…los Montoneros dejaban en claro el mensaje de guerra: Contra la democracia, y contra la población civil sin distingos.
Asesinar. Caiga quien caiga y muera quién muera.

Este lunes 6, en la Plaza San Martín de la Ciudad de Buenos Aires a las seis y media de la tarde, Inés dió su testimonio de Víctima…y cuando lo escuchamos entonces comprendimos todos un poco mejor los caminos complejos de Dios.

Con su valiente testimonio, se nos reveló con claridad aquel milagro. El porqué ese 4 de junio de 1.975, Dios dispuso que no era aún, la hora de Inés Amelong…


Horacio R. Palma





--  FUENTE :
http://horaciopalma.blogspot.com.ar/2008/10/as-mataban-los-montoneros-testimonio-de.html




No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.




Mayor SERVIDIO ROMEO ANTONIO ¡¡¡¡PRESENTE!!!! 24 de junio de 1977

publicado a la‎(s)‎ 28 jun. 2015 3:20 por Julio Mendoza


Foto de Mónica Beatriz Bevione.

Mayor SERVIDIO ROMEO ANTONIO
¡¡¡¡PRESENTE!!!!
24 de junio de 1977

Siendo a las 19 horas el mayor SERVIDIO salió de su domicilio en Castelar, para dirigirse hasta la parada de colectivo en la que su hija descendía cuando regresaba del colegio. 

Aproximadamente a las 19:15 horas retornaba con su hija, y fue asesinado por disparos de ametralladora que también hirieron a la niña. 

El mayor SERVIDIO perdió la vida inmediatamente y su hija Marisa Gladys, aún herida, logró escapar y se introdujo en una casa de la vecindad.


El grupo terrorista había aparecido sorpresivamente desde una casa desocupada.

 Sus integrantes huyeron después del crimen, valiéndose de los apoyos que los aguardaban.


Cuando sonó el teléfono en la casa del mayor, su esposa escuchó la voz de su hija avisándole de la muerte de su padre muy cerca de la casa.

La llamada columna Oeste de la organización terrorista Montoneros se adjudico el asesinato.



FUENTE :



Héroes y Mártires de la Guerra Antisubversiva (Argentina : 1960-1989 ? ) 





No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.



Sr PEÑA RIBA JUAN ¡¡¡¡PRESENTE!!!! 24 de junio de 1974

publicado a la‎(s)‎ 28 jun. 2015 3:16 por Julio Mendoza

SAN JUAN : 

ASESINAN A UN SECUESTRADO. 


Foto de Mónica Beatriz Bevione.

Alrededor de la18:30 horas tres terroristas se ocultaron, Francisco Herrada de 26 años, Alejo Mas de 22 años Vicente Palacio de 29, en las proximidades del domicilio del señor PEÑA RIBA, en la calle Mendoza entre 9 y 10, Pocitos.


Al arribar PEÑA RIBA, acaudalado exportador y viñatero de nacionalidad española, en su auto acompañado por su esposa Pura Figueroa, se le acercaron con la escusa de conseguir trabajo y, mientras conversaban, extrajeron sus armas.


Obligaron entonces a la esposa del señor PEÑA RIBA a descender del coche y partieron en él, llevándose al empresario hacia la ruta 20 en dirección a CÓRDOBA.


A 6 kilómetro de Pocitos se detuvieron, en un paraje desolado, allí, utilizando su corbata, le ataron las manos a la espalda, le cubrieron la cabeza con una manta y lo obligaron a carminar unos 100 metros a campo traviesa.


El terrorista Palacio le disparo en el parietal derecho, con un revolver calibre 38, tras sacarle el reloj para utilizarlo como prueba cuando pidieran el rescate, volvieron a la ruta y en distintos vehículos que pasaron por el lugar regresaron separadamente a Pocito.


Entretanto, la esposa del empresario había avisado de lo ocurrido a su hijo Miguel y este inició por su cuenta una investigación por las zonas aledañas, al ver lo infructuoso de sus esfuerzos, efectuó la denuncia policial y así fue como se monto un rápido operativo controlando las rutas de salida de la provincia u rastreando las zonas.


La primera pista la dio la declaración de un automovilista, que había conducido al terrorista Francisco Herrada desde el lugar del asesinato hasta Pocito.


A partir de eso se llegó a la casa de la familia Palacios y allí, en el interior de un calefón, se encontraron tres revólveres y el reloj del señor PEÑA RIBA.


Se adjudico el hecho la organización terrorista FAL (Fuerzas Argentinas de Liberación)





FUENTE :

Héroes y Mártires de la Guerra Antisubversiva (Argentina : 1960-1989 ? ) 

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1011955405504947&id=495859437114549&ref=notif&notif_t=notify_me_page







No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.


Sr TRINIDAD OSVALDO RAUL ¡¡¡¡PRESENTE!!!! 21 de junio de 1976

publicado a la‎(s)‎ 28 jun. 2015 3:13 por Julio Mendoza

3er. funcionario de SWIFT muerto en Argentina en menos de 1 mes. 

Foto de Mónica Beatriz Bevione.

Alrededor de las 7:15 horas, el señor OSVALDO TRINIDAD, salía de su domicilio para dirigirse a su trabajo, cuando un grupo de terroristas que pasaba en un vehículo, que lo había estado esperando, le disparó con armas automáticas cayendo muerto con diez disparos en el lugar.

 El señor TRINIDAD trabajaba, al igual que Salizotky asesinado 23 días antes y el señor Fiora 11 días antes, en el frigorífico Swift.


Trinidad era el Gerente de Relaciones Industriales en la localidad de Berisso, provincia de Buenos Aires.




FUENTE :






No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

Córdoba 1976 : Coronel José Esteban Dalla Fontana , 4 terroristas lo asesinaron !!!

publicado a la‎(s)‎ 27 feb. 2015 6:33 por Julio Mendoza

El 24/02/1976 en La Falda, Provincia de Córdoba, un comando terrorista asesinó al Coronel José Esteban Dalla Fontana, quien se encontraba de vacaciones.

La víctima volvía de hacer compras, en su auto, cuando fue interceptado por un grupo de 4 terroristas que le disparó una ráfaga de ametralladora que lo mató instantaneamente. Ya en octubre de 1976, durante la reunión del Consejo Ejecutivo Nacional de la OPM Montoneros, se concluía que "En nuestras maniobras tácticas de aniquilamiento militar, nuestro objetivo debe ser aumentar la capacidad de aniquilamiento [...]". 

Desde CELTYV acompañamos a la familia Dalla Fontana en el recuerdo y nos comprometemos a seguir luchando todos los días por la verdad, justicia y reparación que todas las víctimas del terrorismo merecen.

"El 24/02/1976 en La Falda, Provincia de Córdoba, un comando terrorista asesinó al Coronel José Esteban Dalla Fontana, quien se encontraba de vacaciones. La víctima volvía de hacer compras, en su auto, cuando fue interceptado por un grupo de 4 terroristas que le disparó una ráfaga de ametralladora que lo mató instantaneamente. Ya en octubre de 1976, durante la reunión del Consejo Ejecutivo Nacional de la OPM Montoneros, se concluía que "En nuestras maniobras tácticas de aniquilamiento militar, nuestro objetivo debe ser aumentar la capacidad de aniquilamiento [...]".  Desde CELTYV acompañamos a la familia Dalla Fontana en el recuerdo y nos comprometemos a seguir luchando todos los días por la verdad, justicia y reparación que todas las víctimas del terrorismo merecen."


CELTYV - Por las Víctimas del Terrorismo de Argentina


No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

La memoria mutilada: las víctimas italo-argentinas de los terroristas de la década del 70.

publicado a la‎(s)‎ 27 feb. 2015 6:27 por Julio Mendoza   [ actualizado el 27 feb. 2015 6:31 ]

Descendientes de italianos , asesinados por los TERRORISTAS de la dècada del 70 :  OBERDAN SALLUSTRO (1915-1972) . LAURA FERRARI (1957-1975)  . REINALDO DAL BOSCO (1935-1975) . PIERINO MARABINI (1924-1975) 

Como muchos sabrán, Argentina fue una de las metas privilegiadas de la inmigración italiana en el curso del Siglo Breve, basta con considerar que hoy de un total de cerca 40 millones de argentinos, casi 25 millones de ellos pueden ostentar una ascendencia italiana, y cómo todavía en nuestros días el conocimiento del lenguaje italiano es muy difundido en esa nación.
Sin embargo, este fenómeno no correspondió a un adecuado conocimiento de la historia reciente de aquel país que hospedó a tantos de nuestros connacionales, con el resultado de dejar en las personas solo alguna vaga noción sobre los gobiernos de Juan Domingo Perón (1895-1974) y sobre la dictadura militar denominada “Proceso de Reorganización Nacional” (1976-1983), considerada en la mayor parte de los casos como el periodo más oscuro de Argentina a causa de las miles de víctimas que provocó y el desastre económico que heredó a los gobiernos sucesivos. 


Pero creo que se pueden contar con los dedos de una mano aquellos en Italia que conozcan, aún a grandes rasgos, sobre aquel triste fenómeno denominado “terrorismo guerrillero” y que implicó una serie de grupos armados (entre los cuales se destacan en importancia los trotskistas del Ejército Revolucionario del Pueblo –ERP- y los peronistas de izquierda, Montoneros), los cuales no tuvieron escrúpulos en llevar a cabo atentados terroristas, secuestros y homicidios en el curso de su lucha enfocada a la conquista del poder, la cual tuvo inicio aún antes del golpe del ’76 que llevó al poder al Gral. Jorge Rafael Videla (1925-2013).
Las estimaciones de las víctimas sólo de los años ’70 hablan de 1094 personas que encontraron la muerte a causa de las acciones criminales de los movimientos guerrilleros, muertes que aún hoy no han obtenido justicia en los tribunales, no habiendo sido jamás llamados a responder los responsables por sus acciones, no obstante no esté prevista teóricamente la prescripción por los homicidios cometidos durante episodios de lucha armada durante el intento de toma del poder. 


Entre aquellos que perecieron a causa de las guerrillas figuran también italo-argentinos, cuyas historias creo que pueden ser de utilidad al presentarlas ante un público italiano para dar una pequeña contribución a la edificación de una memoria que tenga en cuenta a todas las víctimas, y no sólo a aquellas cuya rememoración es cómoda para un cierto mainstream cultural.


OBERDAN SALLUSTRO (1915-1972)


De nacionalidad paraguaya pero con ambos padres italianos, Oberdan Sallustro nació el 17 de julio de 1915 en la ciudad de Asunción, Paraguay. Solo un año y medio después su familia volvería a Italia, país en el cual se graduará en Derecho en la Universidad de Torino. Su carrera de abogado fue temporariamente interrumpida con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, en la que combatió con el Ejército Italiano en Grecia como artillero. Terminada la guerra, en 1946 trabajó por un año en la Embajada Italiana en Asunción, acompañando seguidamente una delegación de Fiat Torino a Argentina, y se estableció en el país con el objetivo de estudiar la posibilidad de instalar una fábrica. 


A las 11.20 de la mañana del 21 de marzo de 1972, Sallustro, sustancialmente por razón de su empleo como Director General de Fiat-Concord en Argentina, fue raptado por miembros del ERP mientras se encontraba en Martínez, provincia de Buenos Aires, y fue aprisionado en una “cárcel del pueblo”, lugar en donde será asesinado por sus secuestradores veinte días después de su captura. Sus asesinos afirmaron seguidamente que la causa de su muerte prematura fue la presencia de una patrulla de la policía en el área en la cual se encontraba encarcelado. 

La reivindicación del ERP sobre el homicidio de Oberdan Sallustro dice “Desde algunos días el brazo de la justicia popular ha alcanzado a dos representantes de los explotadores, ambos se destacaron, cada uno a su manera, como explotadores de los trabajadores. Sallustro, uno de ellos, máximo dirigente de la empresa monopólica Fiat en Argentina, fue el principal responsable del despido y las encarcelaciones, con las cuales el pasado año la empresa y la dictadura intentaron destruir el movimiento obrero combativo de la Fiat (…) el ERP, interpretando los justos reclamos del pueblo, que pedía el castigo de este explotador, procedió a detenerlo en una cárcel del pueblo. Pidió a cambio de su liberación una serie de requisitos (…). La dictadura militar, poniendo una vez más en evidencia que no le importa nada la vida humana con tal de salvaguardar sus intereses económicos, prefirió sacrificarlo, no negoció, continuó su insensata política represiva y obligó a nuestros combatientes a ajusticiar a Sallustro, como habíamos advertido en nuestros comunicados.”
El Papa Paolo VI (1897-1978), el cual en 1968 había nombrado a Oberdan Sallustro con la Orden Pontificia de San Gregorio Magno, apenas supo de su asesinato, definió el hecho como “(…) un acto de barbarie inconcebible”.


LAURA FERRARI (1957-1975)


La joven Laura Ferrari era una estudiante de dieciocho años, de origen italiana y residente en Buenos Aires, que el día 8 de septiembre de 1975 se dirigió a la Universidad de Belgrano, en donde estudiaba Economía. Mientras estaba esperando la salida de algunos amigos y los resultados de un examen, la deflagración de una bomba colocada por terroristas Montoneros en un Fiat 128 estacionado en frente a la Facultad de Ciencias Económicas provocó su muerte junto a la de Ernesto Campos (un empleado de la Facultad que moriría el 18 de septiembre del ’75 a causa de las heridas provocadas por el atentado.)


El padre de Laura no resistió el dolor provocado por la pérdida de su hija y murió poco tiempo después del atentado. Lorenza Ferrari, la madre de Laura, entrevistada el 9 de mayo de 2011 declarará: “Siento que a mi hija la matan todos los días (…) Ese 8 de septiembre de 1975 jamás lo borraré de mi memoria (…) ella –Laura- había ido a la mañana a dar un examen y mientras estaba esperando el resultado con tres compañeros en un auto estacionado en la puerta de la Universidad de Belgrano, explotó un auto-bomba estacionado en frente. Pasó cuatro horas en la sala operatoria con la cabeza abierta, pero al final murió. Afortunadamente el resto de los compañeros se salvaron, aún si no quedaron muy bien emocionalmente.”


Ante la pregunta “¿Qué debe suceder para que se haga justicia?” respondió “Descubrir quiénes fueron los culpables: que también las víctimas del terrorismo sean reconocidas en la historia y que nos den una indemnización económica. Es lo que necesito para dejarle a Abel (Abel Ferrari era el hermano discapacitado de Laura Ferrari) cuando yo no esté porque el atentado lo dejó sin la posibilidad de que su hermana lo cuide. El Estado dividió dos clases de víctimas y sólo los familiares de los asesinados por los militares tienen derechos. Nadie hizo nada por descubrir quiénes fueron los responsables de la muerte de mi hija.”


La responsabilidad del atentado recayó sobre la organización terrorista Montoneros, como declaró también Lorenza durante el curso de la entrevista: “Todos sabemos que fueron Montoneros, pero yo no sé quiénes fueron los responsables de la muerte de mi hija, porque la justicia, en los 35 años que pasaron, no ha indagado (…) Quisiera que la justicia fuese igual para todos, sea para los militares que fueron genocidas como para los terroristas que asesinaron personas inocentes. Me hace mal saber que tiraron personas vivas al río y me hace mal también saber que está libre quien puso la bomba que mató a Laura (…)”


REINALDO DAL BOSCO (1935-1975)
El Ingeniero Reinaldo Dal Bosco nació el 10 de febrero de 1935 en la ciudad de Fiume (hoy croata pero en el momento perteneciente al Reino de Italia). A la edad de trece años su familia emigró, como numerosos connacionales, a Argentina, país en el cual se egresó en Ingeniería en la Universidad de La Plata, comenzó a trabajar para una empresa productora de artículos electrónicos, se casó y tuvo dos hijos. 


El día 16 de octubre de 1975, Dal Bosco se encontraba en el auto con el policía federal, suboficial Raúl A. Sanguinetti (a causa de las continuas amenazas el ingeniero había sido puesto bajo protección) en la ciudad de Adrogué, con la intención de dirigirse hacia la fábrica de productos electrónicos, cuando fueron interceptados cerca de las 8.30 por tres automóviles que transportaban a dieciséis terroristas del ERP. El suboficial Sanguinetti intentó defenderse con el arma reglamentaria pero no pudo evitar la trágica suerte que le aguardaban a él y a su pasajero: ambos fueron asesinados. 


Maria F. de Dal Bosco, esposa del difunto Reinaldo, después de la muerte de su esposo declaró que su marido venía recibiendo amenazas desde hacía más de tres meses. 

A diferencia de las otras víctimas aquí nombradas, se puede decir que el homicidio de Dal Bosco no golpeó a un ciudadano argentino de origen italiano, ya que él no había obtenido la ciudadanía argentina más allá de su larga permanencia en el país. Reinaldo Dal Bosco es por lo tanto considerado un ciudadano italiano asesinado en el exterior por un movimiento terrorista.

PIERINO MARABINI (1924-1975)
La noche del 30 de agosto de 1975 un Senador Provincial de la ciudad de Santa Fe, miembro del Partido Justicialista (el partido peronista) y representante del FREJULI (Frente Justicialista de Liberación, cartel electoral compuesto por justicialistas y el Partido Popular Cristiano), el italo-argentino Pierino Marabini fue asesinado por una descarga de ametralladora mientras se encontraba en su auto, en el centro de la ciudad de Villa Constitución. Según las declaraciones de los testigos, los disparos salieron de un Ford Falcon rojo e impactaron el auto de Marabini, hiriéndolo de muerte a él e hiriendo gravemente a su pasajero (dejando ileso al conductor). No obstante la llegada rápida de las fuerzas de seguridad, los terroristas ya se habían dado a la fuga. Casado y padre de tres hijos, Marabini había sido elegido en 1973 en su cargo administrativo, y en el año de su asesinato trabajaba en la Comisión de Problemas Constitucionales y Legislación General. Aún hoy no se ha podido identificar al grupo terrorista al cual pertenecían los ejecutores del atentado. 


La abogada Victoria Villarruel, la cual se ocupa a través de una Asociación de dar apoyo legal a las víctimas del terrorismo, en ocasión de la colocación de una placa conmemorativa en el lugar del homicidio, dijo: “Esta placa hoy recuerda a Pierino Marabini, pero en ella están representados los nombres de todas las víctimas del terrorismo, de todos aquellos que sufrieron agresiones terribles que todavía permanecen impunes y que sus seres queridos no pueden recordar públicamente. Por eso, hoy, en Pierino están los nombres de miles de ciudadanos inocentes, que añoran un mejor mañana”


Agradezco profundamente a la Presidente de CELTYV (Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Victimas), Victoria Eugenia Villarruel sin cuya ayuda no habría podido jamás escribir este artículo y a contribuir en Italia al conocimiento de estos tristes hechos legados a las guerrillas que ensangrentaron a Argentina en el curso de los años ’70.

Federico Sesia
http://comunitambrosiana.org/…/la-memoria-mutilata-le-vitt…/

Come molti sapranno, l’Argentina fu una delle mete privilegiate dell’immigrazione italiana nel corso del Secolo Breve, basti considerare
COMUNITAMBROSIANA.ORG




FUENTE :

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=10152718272618583&id=38353368582



No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

Argentina 1976 . 2 policìas asesinados por "montoneros".

publicado a la‎(s)‎ 27 feb. 2015 6:24 por Julio Mendoza

El 26/02/1976 en San Fernando, provincia de Buenos Aires, fueron asesinados los agentes de la Policía Bonaerense Daniel Gerardo Laurino (35 años, vestido de civil) y Carlos Alberto López (26 años, uniformado). Alrededor de las 8.00 ambos esperaban el colectivo, cuando un auto con 3 terroristas se acercó y les disparó una ráfaga de ametralladora. Luego los terroristas se bajaron y los remataron cuando yacían en la calle. Les robaron sus armas reglamentarias y documentos. 

Volver a casa después del trabajo era tan peligroso para un policía como su misma actividad. Jacinto Gaibur explica que "Para entrar a Montoneros nos pidieron que matáramos a tres vigilantes."


Acompañamos a sus familias y reclamamos el esclarecimiento de estos 2 atentados terroristas. ¡Justicia, Verdad y Reparación para las víctimas!


"El 26/02/1976 en San Fernando, provincia de Buenos Aires, fueron asesinados los agentes de la Policía Bonaerense Daniel Gerardo Laurino (35 años, vestido de civil) y Carlos Alberto López (26 años, uniformado). Alrededor de las 8.00 ambos esperaban el colectivo, cuando un auto con 3 terroristas se acercó y les disparó una ráfaga de ametralladora. Luego los terroristas se bajaron y los remataron cuando yacían en la calle. Les robaron sus armas reglamentarias y documentos.  Volver a casa después del trabajo era tan peligroso para un policía como su misma actividad. Jacinto Gaibur explica que "Para entrar a Montoneros nos pidieron que matáramos a tres vigilantes." Acompañamos a sus familias y reclamamos el esclarecimiento de estos 2 atentados terroristas. ¡Justicia, Verdad y Reparación para las víctimas!"



FUENTE :

CELTYV - Por las Víctimas del Terrorismo de Argentina



No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

25-enero-1977 . María Leonor Berardi, 15 años cuando la asesinaron.

publicado a la‎(s)‎ 7 feb. 2015 8:11 por Julio Mendoza

Hoy recordamos a María Leonor Berardi, que tenía 15 años cuando la asesinaron. 


¿Su crimen? Pasar caminando por el lugar equivocado. El 25 de enero de 1977, a las 9.30, estalló una bomba vietnamita destinada a la Comisaría 14 de Rosario (Pcia. Santa Fe) y María Leonor, que pasaba cerca, fue impactada por las esquirlas y murió, así como el agente Miguel Angel Bracamonte. 


Una pareja de terroristas Montoneros había pedido usar el baño del club lindero a la comisaría y allí había dejado la bomba formada por pequeños trozos de metal que funcionan como proyectiles cuando el explosivo estalla. El atentado fue adjudicado a Montoneros en Estrella Roja Nº 92, órgano de difusión del ERP. 


CELTYV reclama Verdad, Justicia y Reparación por María Leonor, por Miguel Angel y por todas las víctimas del terrorismo.

Hoy recordamos a María Leonor Berardi, que tenía 15 años cuando la asesinaron. ¿Su crimen? Pasar caminando por el lugar equivocado. El 25 de enero de 1977, a las 9.30, estalló una bomba vietnamita destinada a la Comisaría 14 de Rosario (Pcia. Santa Fe) y María Leonor, que pasaba cerca, fue impactada por las esquirlas y murió, así como el agente Miguel Angel Bracamonte. Una pareja de terroristas Montoneros había pedido usar el baño del club lindero a la comisaría y allí había dejado la bomba formada por pequeños trozos de metal que funcionan como proyectiles cuando el explosivo estalla. El atentado fue adjudicado a Montoneros en Estrella Roja Nº 92, órgano de difusión del ERP.  CELTYV reclama Verdad, Justicia y Reparación por María Leonor, por Miguel Angel y por todas las víctimas del terrorismo.



FUENTE :
https://www.facebook.com/pages/CELTYV-Por-las-V%C3%ADctimas-del-Terrorismo-de-Argentina/38353368582




No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

29-ene-1976 Montoneros asesina a Alberto Olavarrieta, Jorge Sarlenga y al Cabo Juan Carlos Garavaglia, en la fábrica BENDIX, Munro, Pcia. de Buenos Aires .

publicado a la‎(s)‎ 7 feb. 2015 8:08 por Julio Mendoza


Hoy en CELTYV recordamos a los señores Alberto Olavarrieta, Jorge Sarlenga y al Cabo Juan Carlos Garavaglia, que fueron asesinados en la fábrica BENDIX, en Munro, Provincia de Buenos Aires, el 29 de enero de 1976 cuando un comando de terroristas de Montoneros se dirigió a sus oficinas y los asesinaron. 


Esa mañana los terroristas llegaron a la fábrica y al no encontrar al Gerente, se encontraron con el Jefe de Personal el Sr. Sarlenga y con el Jefe de Relaciones Industriales a los que asesinaron sin mediar palabras! Posteriormente al abandonar el predio asesinaron a un cabo que iba de civil, al cual remataron luego de dispararle en la vereda.

El Cabo Juan Carlos Garavaglia tenía 27 años estaba casado y era papá de un nene de 4 años. Jorge Sarlenga estaba casado con Cristina y era papá de una bebita de 2 meses. Alberto Olavarrieta estaba casado con Mariana y era papá de 6 hijos.


 8 Niños ese 29 de enero quedaron sin padre, 3 mujeres jóvenes sin su esposo, por ellos, por todos reclamamos Verdad, Justicia y Reparación!

Hoy en CELTYV recordamos a los señores Alberto Olavarrieta, Jorge Sarlenga y al Cabo Juan Carlos Garavaglia, que fueron asesinados en la fábrica BENDIX, en Munro, Provincia de Buenos Aires, el 29 de enero de 1976 cuando un comando de terroristas de Montoneros se dirigió a sus oficinas y los asesinaron.  Esa mañana los terroristas llegaron a la fábrica y al no encontrar al Gerente, se encontraron con el Jefe de Personal el Sr. Sarlenga y con el Jefe de Relaciones Industriales a los que asesinaron sin mediar palabras!  Posteriormente al abandonar el predio asesinaron a un cabo que iba de civil, al cual remataron luego de dispararle en la vereda.   El Cabo Juan Carlos Garavaglia tenía 27 años estaba casado y era papá de un nene de 4 años. Jorge Sarlenga estaba casado con Cristina y era papá de una bebita de 2 meses. Alberto Olavarrieta estaba casado con Mariana y era papá de 6 hijos.  8 Niños ese 29 de enero quedaron sin padre, 3 mujeres jóvenes sin su esposo, por ellos, por todos reclamamos Verdad, Justicia y Reparación!


FUENTE :
https://www.facebook.com/pages/CELTYV-Por-las-V%C3%ADctimas-del-Terrorismo-de-Argentina/38353368582





No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

7-feb-1975 : Revista Estrella Roja Nro. 49, órgano de prensa del ERP, publicó que “un comando (extremista) ejecutó al gerente de Alba, Antonio Muscat”.

publicado a la‎(s)‎ 7 feb. 2015 8:04 por Julio Mendoza


“Papá, ya te llevo…y se le cayó una lágrima”. Palabras de una hija que vio morir asesinado a su padre. Un 7 de febrero de 1975 era asesinado el Sr. Antonio Muscat, un hombre muy querido en el barrio donde actuaba como asesor de varias comisiones vecinales en forma gratuita, y quien se desempeñaba como Gerente Administrativo en la firma Bunge y Born. El día de su muerte, Antonio, de 52 años, manejaba por Quilmes en compañía de su hija Silvia de 23 años, cuando fue interceptado por cuatro autos que los encerraron. Les tiraron gas pimienta a padre e hija, forzándolos a salir del auto. En ese momento, los terroristas le dispararon a Antonio a quemarropa. Fue llevado al sanatorio más cercano, pero ya había muerto. Su esposa no lo sabía, y cuando entró, pretendió darle fuerzas diciendo “Vamos, Antonio…Dale, Antonio”. Silvia atestiguó que a su papá lo mataron para intimidar a la familia Born a que pague el rescate que terminaría siendo el más caro de la historia argentina. En la revista Estrella Roja Nro. 49, órgano de prensa del ERP, se publicó que “un comando (extremista) ejecutó al gerente de Alba, Antonio Muscat”. Su causa judicial, sin embargo, fue caratulada “Muerte en ocasión de riña callejera” por el juez Blanco, de La Plata, poco antes de que la causa fuera cerrada. Claudia, Cristina y Silvia, los soles de Antonio, lo extrañan y necesitan aún hoy, deseando que hubiese podido conocer a sus nietos. También desean que haya justicia verdadera, justicia efectiva….sin impunidad.  CELTYV acompaña a la familia de Antonio, y reclama Verdad, Justicia y Reparación para él y para todas las víctimas del terrorismo.
CELTYV - Por las Víctimas del Terrorismo de Argentina
“Papá, ya te llevo…y se le cayó una lágrima”. 

Palabras de una hija que vio morir asesinado a su padre.

 Un 7 de febrero de 1975 era asesinado el Sr. Antonio Muscat, un hombre muy querido en el barrio donde actuaba como asesor de varias comisiones vecinales en forma gratuita, y quien se desempeñaba como Gerente Administrativo en la firma Bunge y Born. 

 El día de su muerte, Antonio, de 52 años, manejaba por Quilmes en compañía de su hija Silvia de 23 años, cuando fue interceptado por cuatro autos que los encerraron. Les tiraron gas pimienta a padre e hija, forzándolos a salir del auto. 
En ese momento, los terroristas le dispararon a Antonio a quemarropa. 
Fue llevado al sanatorio más cercano, pero ya había muerto. Su esposa no lo sabía, y cuando entró, pretendió darle fuerzas diciendo “Vamos, Antonio…Dale, Antonio”. Silvia atestiguó que a su papá lo mataron para intimidar a la familia Born a que pague el rescate que terminaría siendo el más caro de la historia argentina. 
En la revista Estrella Roja Nro. 49, órgano de prensa del ERP, se publicó que “un comando (extremista) ejecutó al gerente de Alba, Antonio Muscat”. 
Su causa judicial, sin embargo, fue caratulada “Muerte en ocasión de riña callejera” por el juez Blanco, de La Plata, poco antes de que la causa fuera cerrada. Claudia, Cristina y Silvia, los soles de Antonio, lo extrañan y necesitan aún hoy, deseando que hubiese podido conocer a sus nietos. También desean que haya justicia verdadera, justicia efectiva….sin impunidad. 

CELTYV acompaña a la familia de Antonio, y reclama Verdad, Justicia y Reparación para él y para todas las víctimas del terrorismo.


FUENTE :

-




No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

1-10 of 303