Década del 70‎ > ‎

6 de dicimbre 1977. Juan Barrios. Así mataba el terrorismo en Argentina

publicado a la‎(s)‎ 1 feb. 2013 12:26 por Julio Mendoza


Clotildo Isaac Barrios es el padre de Juan Eduardo Barrios. Apuesto a que usted no los conoce. Clotildo Barrios, cuenta su tragedia… una entre otras miles de tragedias argentinas
Su hijo, Juan Eduardo Barrios, a los 3 años de edad fue asesinado por miembros de la agrupación terrorista Montoneros. Ocurrió un 6 de diciembre de 1977. Ese día, cerca del mediodía, Rubén Mórtola (el vasco), y su esposa, Estela Inés Oesterheld (marcela), llegaron hasta el Banco Provincia de Monte Chingolo a ejecutar a un policía: Herculiano Ojeda. Pasan con el auto frente al banco, balean a Ojeda, que queda agonizando en la vereda. Rubén Mórtola detiene el auto. Estela Oesterheld baja con una bolsa con nafta. Rocía con nafta a Ojeda, que agoniza en la vereda, y lo quema vivo. Estela Inés Oesterheld tiene 25 años y es hija del creador de El Eternauta, sube al auto, pero antes de darse a la fuga, su sangre asesina le empuja un zarpazo final. Saca la ametralladora por la ventanilla y tira una ráfaga furiosa de balas.
Juan Eduardo Barrios sale del banco con su mamá. Han ido a pagar la cuenta de luz, y caminan hacia el quiosco a comprar un helado. No llegan, porque una bala le atraviesa el intestino a Juan, y otras balas hieren a varias personas. Los médicos del hospital de Lanús fueron a buscar a la fábrica a Clotildo Barrios, por entonces, un joven operario metalúrgico… deben darle la noticia trágica: Han asesinado a su hijo de 3 años. Nunca los Barrios se sobrepusieron al dolor. Clotildo lo cuenta sin pompa esta noche en Buenos Aires, y las lágrimas le brotan a mares, y se hacen océano



“Ay!!” fue lo único dijo Juan Barrios en brazos de su mamá cuando una bala “revolucionaria” le perforó los intestinos. Juan Barrios nunca supo de revoluciones ni de terroristas… solo del amor de sus padres quefueron a pagar una cuenta al banco.

“Nunca nadie nos llamó”, susurra Clotildo Barrios entre lágrimas. “…a mí se fueron las ganas de todo. No quería levantarme a las 5 de la mañana para ir a trabajar, no le encontraba sentido a nada...” Todo esto dice Clotildo Barrios, de éste lado del océano y con la voz quebrada de dolor.

Rubén Mórtola y Estela Oesterheld cayeron en combate en 1.977. Sus cuerpos fueron entregados a sus familias, y Martín, el hijo de ambos, fue entregado a su abuela. Así y todo, sus nombres están en el Parque de la Memoria mintiéndolos desaparecidos, y homenajeando la barbarie asesina de ambos.

Clotildo Barrios, solo, sigue luchando contra esos enormes “molinos del miento”.
Cada vez que olvidamos a las Víctimas del terrorismo de Argentina… las volvemos a matar.

Publicado por


FUENTE :

http://horaciopalma.blogspot.com.ar/2012/12/6-de-dicimbre-1977-juan-barrios-asi.html





No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.


Comments