Década del 70‎ > ‎

A 38 años de un ataque terrorista impune. 1-dic-1974 en un gobierno constitucional terroristas del ERP asesinan Cap. Humberto Viola y de su hijita María Cristina de 3 años,

publicado a la‎(s)‎ 1 dic. 2012 12:17 por Julio Mendoza
Hoy 1º de diciembre conmemoramos un nuevo aniversario del asesinato del Cap. Humberto Viola y de su hijita María Cristina de 3 años, por terroristas del ERP.

Ese domingo de 1974, Tucumán se tiñó nuevamente de sangre inocente, cuando terroristas del Ejército Revolucionario del Pueblo sorprendieron a la familia y dispararon contra ella.

Humberto valientemente trató de atraer sobre si los disparos para proteger a sus seres queridos, pero los terroristas ya habían asesinado a su hijita Cristina de 3 años y herido de gravedad a Fernanda de 5 años. Maby su esposa embarazada observaba con terror como la locura terrorista arrancaba de su lado a su esposo e hija. Nuestro abrazo a Maby, Fernanda y Luciana en esta fecha tan triste y el compromiso firme de continuar luchando por el reconocimiento de sus derechos humanos!!! Gracias por difundir!!!
Hoy 1º de diciembre conmemoramos un nuevo aniversario del asesinato del Cap. Humberto Viola y de su hijita María Cristina de 3 años, por terroristas del ERP. Ese domingo de 1974, Tucumán se tiñó nuevamente de sangre inocente, cuando terroristas del Ejército Revolucionario del Pueblo sorprendieron a la familia y dispararon contra ella. Humberto valientemente trató de atraer sobre si los disparos para proteger a sus seres queridos, pero los terroristas ya habían asesinado a su hijita Cristina de 3 años y herido de gravedad a Fernanda de 5 años. Maby su esposa embarazada observaba con terror como la locura terrorista arrancaba de su lado a su esposo e hija. Nuestro abrazo a Maby, Fernanda y Luciana en esta fecha tan triste y el compromiso firme de continuar luchando por el reconocimiento de sus derechos humanos!!! Gracias por difundir!!!

A 38 años de un ataque terrorista impune

El 1° de Diciembre de 1974, en la ciudad de Tucumán, el Capitán Humberto Antonio Viola, su esposa María Cristina (con un embarazo avanzado) y sus dos hijitas María Fernanda y María Cristina, fueron emboscados por integrantes del ERP, cayendo bajo las balas terroristas el Cap Viola y su hijita María Cristina (de TRES AÑOS DE EDAD), y quedando gravemente herida su hija mayor, María Fernanda (de CINCO AÑOS DE EDAD).

Recordemos que por esos días no había ninguna dictadura que avalara ninguna "resistencia a la opresión", había un gobierno constitucional elegido por el 62 % de los votos del pueblo ... pero sabemos que a la izquierda poco le importan las formas democráticas y el respeto por las Instituciones Republicanas.

Así recuerda el hecho una publicación de la época:

Tucumán ... Domingo al mediodía de un 1ero de diciembre. El capitán Humberto Antonio Viola, 31 años, de la V Brigada de Ejército, estaciona su auto frente a la casa de Ayacucho 233, a pocas cuadras de centro. Allí viven sus padres.

De pronto, tres autos forman un círculo infernal en torno del capitán y de su familia. Disparos, gritos , humo, confusión. Humberto Antonio Viola trata de defenderse y de defender a los suyos, pero las balas lo matan en el acto. En la parte trasera del auto queda muerta también su hija María Cristina, de 3 años. Otra bala se clava en la cabeza de María Fernanda, 6 años, su otra hija. En la puerta de la casa, aterrada, su mujer María Cristina, 26 años, ve cómo en unos segundos se derrumba su mundo.

Los días que siguen son un danza despiadada para María Cristina. Partida por el dolor despide en el cementerio de Yerba Buena a su marido y a su hija. Corre, después, al sanatorio donde los médicos tratan de salvar la vida de María Fernanda. Y reza por otra vida: la del hijo que vendrá y que lleva ya tres meses en sus entrañas. Pasa el tiempo. María Fernanda se salva. Nace Luciana.

La viuda de Viola acepta con fortaleza el oficio de vivir. Pero lo que ha ocurrido -el Caso Viola- va mucho más allá de los secuestros, de los atentados, de los crímenes, de la pesadilla que ha desatado la delincuencia subversiva en el país. En adelante, para muchos, el “Caso Viola” será un símbolo. A partir del episodio de la calle Ayacucho los argentinos saben a qué atenerse. Saben, ya, sin dudas a que clase de enemigo tienen que enfrentar. Saben que las balas de ese enemigo no reconocen límites. Que para esas balas no hay diferencia entre los hombres de uniforme, sus mujeres, sus hijos.

Muchas veces el capitán Viola le había dicho a María Cristina: "Todos corremos peligro. Esto es una guerra. Pero no te preocupes. Con las familias no se meten..."Se había equivocado dolorosamente, trágicamente. Ese enemigo había atravesado todas las barreras morales. Lo que se entablaba no era una lucha convencional. Era una lucha sórdida, desconocida para los argentinos. Muy poco después, en febrero, el Ejército montó en Tucumán el Operativo Independencia. Por primera vez la Argentina afrontaba la lucha contra la subversión en forma profesional, organizada, masiva y sin cuartel. La guerra se libraría en la ciudad y en el monte. Muchos soldados caerían en el frente, pero el terrorismo sufriría golpes mortales.

Tendría algo que ver Marx y Engels o la teoría de la lucha de clases con el asesinato de una nena de 3 años ? tendría algo que ver la plusvalia o la teología de la liberación con destruir una familia un domingo al mediodía ? Es progre matar chicos inocentes ? Es distribuir la riqueza meterle una bala en la cabeza a una nena de cinco años ?

No es acaso una manipulación ideológica mostrar esas novelitas de nietitos recuperados y ocultar la otra parte de la realidad ?




No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

Comments