Década del 70‎ > ‎

Cinco policías asesinados y dos extremistas que cayeron al ser reprimidos por las fuerzas de seguridad.

publicado a la‎(s)‎ 24 ago. 2014 5:47 por Julio Mendoza
Sargento ROMAN JUAN CARLOS
Cabo MOYANO ROSARIO GREGORIO
Agente LUNA JORGE NATIVIDAD
Agente DIAZ JUAN ANTONIO
Agente LOPEZ LUIS RODOLFO
¡¡¡¡PRESENTE!!!!


Sargento ROMAN JUAN CARLOS Cabo       MOYANO ROSARIO GREGORIO Agente    LUNA JORGE NATIVIDAD Agente    DIAZ JUAN ANTONIO Agente    LOPEZ LUIS RODOLFO ¡¡¡¡PRESENTE!!!! 20 de agosto de 1975  El 20 de agosto de 1975, se lee en el diario La Opinión: “La ciudad capital de la provincia (Córdoba) se vio sacudida por una escalada sincronizada del terrorismo como muy pocas veces padeció la población cordobesa. Cinco policías asesinados y dos extremistas que cayeron al ser reprimidos por las fuerzas de seguridad, son el saldo de la ferocidad con que se desplegaron los grupos terroristas que atacaron con granadas de mano, fusiles FAL y con bombas, mientras en otros sectores de la ciudad se sembraba el terror con ataques indiscriminados desde edificios altos. Ante la emergencia y por pedido de la intervención federal (de la provincia) efectivos de tropas aerotransportadas del Tercer Cuerpo de Ejercito, salieron de sus cuarteles controlando sectores de la ciudad, ante la posibilidad de que pudiesen ser desbordadas las fuerzas policiales que luego de momentos de incertidumbre, pudieron finalmente dominar la situación.”  El cabo MOYANO y el agente DIAZ cayeron mientras prestaban servicio en la Jefatura de Policía de la provincia, sita en el histórico Cabildo frente a la plaza San Martín.  La crónica del periodista Santiago Guevara relata que:  “Esa plaza parecía un bucólico escenario: viejos sentados en los bancos, mujeres con sus chicos jugando; los transeúntes de siempre. Súbitamente, la plaza se transformo en un teatro de guerra. Solitarios ocupantes de bancos, desenfundaron, no se de donde, armas largas y comienzan a disparar contra el edificio de la jefatura; otros emplazados en los edificios altos… mantienen permanentemente descarga de fuego. En una visión increíble, algunas personas que se desplazaban inocentemente… con carritos de frutas, changuitos y cochecitos de bebés… quitaron el camuflaje y sacaron armas de todo tipo… Angustiados, horrorizados quienes se encontraban cerca corrieron en todas direcciones, tratando de escapar de la trampa de fuego…”  Luego trascribe el relato de una testigo del ataque al comando radioeléctrico de la policía sita en Mariano Moreno y Caseros de esa ciudad:  “Una pareja introdujo un bulto –similar al de un bebé- por una de las ventanas del edificio. Segundos después se sintió una fortísima explosión… desde varios autos comenzaron a disparar contra el interior del Comando… y granadas de guerra… En medio del ataque llegó un ómnibus lleno de policías uniformados. Cuando bajaron comenzaron también a atacar el comando radioeléctrico. Eran terroristas camuflados.”  Aquí fallecieron el sargento ROMAN y el agente LOPEZ,  pertenecientes a dicho comando. Otra acción se descargó contra la Guardia de Infantería, ubicada en la intersección de las calles Salta y Lima, donde muere el agente LUNA

Sargento ROMAN JUAN CARLOS
Cabo MOYANO ROSARIO GREGORIO
Agente LUNA JORGE NATIVIDAD
Agente DIAZ JUAN ANTONIO
Agente LOPEZ LUIS RODOLFO
¡¡¡¡PRESENTE!!!!
20 de agosto de 1975

El 20 de agosto de 1975, se lee en el diario La Opinión: “La ciudad capital de la provincia (Córdoba) se vio sacudida por una escalada sincronizada del terrorismo como muy pocas veces padeció la población cordobesa. Cinco policías asesinados y dos extremistas que cayeron al ser reprimidos por las fuerzas de seguridad, son el saldo de la ferocidad con que se desplegaron los grupos terroristas que atacaron con granadas de mano, fusiles FAL y con bombas, mientras en otros sectores de la ciudad se sembraba el terror con ataques indiscriminados desde edificios altos. Ante la emergencia y por pedido de la intervención federal (de la provincia) efectivos de tropas aerotransportadas del Tercer Cuerpo de Ejercito, salieron de sus cuarteles controlando sectores de la ciudad, ante la posibilidad de que pudiesen ser desbordadas las fuerzas policiales que luego de momentos de incertidumbre, pudieron finalmente dominar la situación.”

El cabo MOYANO y el agente DIAZ cayeron mientras prestaban servicio en la Jefatura de Policía de la provincia, sita en el histórico Cabildo frente a la plaza San Martín.

La crónica del periodista Santiago Guevara relata que:

“Esa plaza parecía un bucólico escenario: viejos sentados en los bancos, mujeres con sus chicos jugando; los transeúntes de siempre. Súbitamente, la plaza se transformo en un teatro de guerra. Solitarios ocupantes de bancos, desenfundaron, no se de donde, armas largas y comienzan a disparar contra el edificio de la jefatura; otros emplazados en los edificios altos… mantienen permanentemente descarga de fuego. En una visión increíble, algunas personas que se desplazaban inocentemente… con carritos de frutas, changuitos y cochecitos de bebés… quitaron el camuflaje y sacaron armas de todo tipo… Angustiados, horrorizados quienes se encontraban cerca corrieron en todas direcciones, tratando de escapar de la trampa de fuego…”

Luego trascribe el relato de una testigo del ataque al comando radioeléctrico de la policía sita en Mariano Moreno y Caseros de esa ciudad:

“Una pareja introdujo un bulto –similar al de un bebé- por una de las ventanas del edificio. Segundos después se sintió una fortísima explosión… desde varios autos comenzaron a disparar contra el interior del Comando… y granadas de guerra…
En medio del ataque llegó un ómnibus lleno de policías uniformados. Cuando bajaron comenzaron también a atacar el comando radioeléctrico. Eran terroristas camuflados.”

Aquí fallecieron el sargento ROMAN y el agente LOPEZ, pertenecientes a dicho comando. Otra acción se descargó contra la Guardia de Infantería, ubicada en la intersección de las calles Salta y Lima, donde muere el agente LUNA




GENTILEZA :




No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

Comments