Década del 70‎ > ‎

El 10 de febrero de 1977 fue colocada una bomba preparada como mini trampa en una motoneta abandonada en la ciudad de Rosario.

publicado a la‎(s)‎ 12 feb. 2013 14:02 por Julio Mendoza
¿Cuánto tiene que amar a su país un padre de dos nenes chiquitos como para arriesgar su vida por su Patria? ¿Cuán desinteresado puede ser un corazón como para importarle más el bienestar del pueblo que su propia vida? El 10 de febrero de 1977 fue colocada una bomba preparada como mini trampa en una motoneta abandonada en la ciudad de Rosario.
La Brigada de Explosivos de la Unidad Regional II envió al Cabo 1° Roque Alipio Farías y al Oficial Ay. Ernesto Olivera para desactivarla, pero la bomba detonó durante el procedimiento.

 El Sr. Farías falleció en el momento y el Sr. Olivera falleció al día siguiente como consecuencia de las graves heridas que recibió.

Montoneros se jactó en "Evita Montonera", su principal órgano de difusión, de que luego de plantar la bomba "se llamó a las fuerzas represivas que cayeron en la trampa, muriendo un oficial y un suboficial de la Brigada de Explosivos".

Cuando un grupo terrorista decide usar la violencia para imponer sus objetivos, las personas honestas y dedicadas a servir a los demás, como los policías Farías y Olivera, son los que sufren las consecuencias.

 Y con ellos sus familias, amigos...y su País.

CELTYV acompaña a las familias Farías y Olivera en un nuevo aniversario de este atentado que continua impune, reclamando Verdad, Justicia y Reparación para ellos y para todas las víctimas del terrorismo.
Foto: ¿Cuánto tiene que amar a su país un padre de dos nenes chiquitos como para arriesgar su vida por su Patria? ¿Cuán desinteresado puede ser un corazón como para importarle más el bienestar del pueblo que su propia vida? El 10 de febrero de 1977 fue colocada una bomba preparada como mini trampa en una motoneta abandonada en la ciudad de Rosario. La Brigada de Explosivos de la Unidad Regional II envió al Cabo 1° Roque Alipio Farías y al Oficial Ay. Ernesto Olivera para desactivarla, pero la bomba detonó durante el procedimiento. El Sr. Farías falleció en el momento y el Sr. Olivera falleció al día siguiente como consecuencia de las graves heridas que recibió. Montoneros se jactó en "Evita Montonera", su principal órgano de difusión, de que luego de plantar la bomba "se llamó a las fuerzas represivas que cayeron en la trampa, muriendo un oficial y un suboficial de la Brigada de Explosivos". Cuando un grupo terrorista decide usar la violencia para imponer sus objetivos, las personas honestas y dedicadas a servir a los demás, como los policías Farías y Olivera, son los que sufren las consecuencias. Y con ellos sus familias, amigos...y su País.  CELTYV acompaña a las familias Farías y Olivera en un nuevo aniversario de este atentado que continua impune, reclamando Verdad, Justicia y Reparación para ellos y para todas las víctimas del terrorismo.



FUENTE :


Victoria Villarruel






No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.


Comments