Década del 70‎ > ‎

El 13 de noviembre de 1979 fue el último atentado terrorista.

publicado a la‎(s)‎ 15 nov. 2013 5:26 por Julio Mendoza

Cuando estés transitando por Av. 9 de Julio y Arenales, en pleno centro, pensá en ellos. El Dr. Francisco Soldati, director titular del Banco de Crédito Argentino, y su chofer y custodio, el cabo Ricardo Manuel Durán, fueron brutalmente asesinados en esa esquina. En la mañana de ese 13 de noviembre, el Dr. Soldati viajaba con su chofer por Arenales, y cuando estaban por tomar la 9 de Julio, una camioneta chocó su auto. De ahí descendieron varios terroristas de Montoneros que ametrallaron el Torino del empresario y luego le arrojaron granadas, que estallaron y provocaron que los pasajeros murieran carbonizados. El Dr. Soldati fue reconocido por su hijo a partir del reloj pulsera que llevaba. El cabo Durán se había casado hacia un mes. Uno de los terroristas, por su parte, había disertado del Ejército y había sido denunciado como desaparecido por su padre. Otro de ellos había hecho uso de su derecho de opción de salida del país hacia Perú, y había vuelto clandestinamente. La terrorista mujer había sido amnistiada por Cámpora. 

CELTYV reclama Verdad, Justicia y Reparación para el Dr. Soldati y el cabo Durán, acompaña a sus familias y te pide que si este hecho te parece tan absurdamente injusto como a nosotros, compartas y difundas esta historia.





El 13 de noviembre de 1979 fue el último atentado terrorista. Cuando estés transitando por Av. 9 de Julio y Arenales, en pleno centro, pensá en ellos. El Dr. Francisco Soldati, director titular del Banco de Crédito Argentino, y su chofer y custodio, el cabo Ricardo Manuel Durán, fueron brutalmente asesinados en esa esquina. En la mañana de ese 13 de noviembre, el Dr. Soldati viajaba con su chofer por Arenales, y cuando estaban por tomar la 9 de Julio, una camioneta chocó su auto. De ahí descendieron varios terroristas de Montoneros que ametrallaron el Torino del empresario y luego le arrojaron granadas, que estallaron y provocaron que los pasajeros murieran carbonizados. El Dr. Soldati fue reconocido por su hijo a partir del reloj pulsera que llevaba. El cabo Durán se había casado hacia un mes. Uno de los terroristas, por su parte, había disertado del Ejército y había sido denunciado como desaparecido por su padre. Otro de ellos había hecho uso de su derecho de opción de salida del país hacia Perú, y había vuelto clandestinamente. La terrorista mujer había sido amnistiada por Cámpora.   CELTYV reclama Verdad, Justicia y Reparación para el Dr. Soldati y el cabo Durán, acompaña a sus familias y te pide que si este hecho te parece tan absurdamente injusto como a nosotros, compartas y difundas esta historia.


























No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.



Comments