Malvinas‎ > ‎

abril 26 – Fallecimiento del coronel Juan Antonio Garretón (1867)

publicado a la‎(s)‎ 25 abr. 2014 22:17 por Julio Mendoza

Juan Antonio Garretón

Coronel Juan Antonio Garretón (1794-1867)

Nació en Concepción, Chile, el 12 de julio de 1794, siendo sus padres Luis de Garretón y Lorca, y Juana Pelloni.  Fueron sus abuelos paternos: Juan Antonio de Garretón y Pibernat, natural de Zaragoza, sargento mayor de la plaza de Valdivia en 1759, gobernador y capitán general de la Provincia de Chile de 1761 al 65, coronel de los Reales Ejércitos, fallecido en Lima el 9 de setiembre de 1786; y Benigna Fernández de Lorca y Aparicio, nacida en Valdivia.

Poco después de cumplir los 11 años, en el año 1805, fue dado de alta como cadete en un cuerpo de las fuerzas que guarnecían a Santiago de Chile.  El 14 de junio de 1811 llegaba a Buenos Aires formando parte de la “División Penquista”, a las órdenes del coronel Andrés de Alcázar, que envió el gobierno chileno en auxilio de los patriotas argentinos.

El 1º de enero de 1812 ingresó al ejército nacional en calidad de subteniente 2º de artillería, prestando servicios desde marzo del mismo año en el muelle de Buenos Aires, en las baterías defensivas allí instaladas, y en julio de igual año salió para guarnecer las baterías de Rosario, con las que sostuvo un combate de una hora, ventajosamente, cuando los marinos españoles trataron de forzar el paso que ellas defendían.  Fue destinado en diciembre de 1812 a la batería instalada en Punta Gorda, sirviendo posteriormente en Santa Fe desde comienzos de 1814, después de haber estado en Buenos Aires desde el mes de octubre del año anterior.

Concurrió en 1814 a la operación para tomar La Bajada, marchando Garretón desde Santa Fe con dos piezas de artillería, para auxiliar la división de coronel Mariano Díaz encargada de aquella empresa, la que tuvo éxito.

El 16 de noviembre de 1814 ascendió a teniente de la 6ª Compañía del 2º Batallón del Regimiento de Artillería, y desde enero del año siguiente, formó parte nuevamente de la guarnición de esta Capital.  Promovido a teniente 1º – ayudante mayor del Regimiento de “Artillería de la Patria”, el 2 de abril de 1816; recibió despachos de capitán efectivo el 23 de mayo de 1818.  Desempeñó la habilitación de su regimiento desde marzo de este último año hasta el 3 de abril de 1821, en que pasó a revistar al Estado Mayor de Plaza, situación que sólo mantuvo hasta el día 13 del mismo mes y año, fecha en que fue nombrado ayudante de reconocimientos en la Capitanía del Puerto de Buenos Aires, desempeñando también interinamente aquel cargo por ausencia del titular.  Garretón revistó desde la fecha mencionada por la Marina.

En noviembre del mismo año recibió orden de pasar al puerto de Las Conchas, donde desempeñó la subdelegación de marina hasta el 28 de febrero de 1822, en que obtuvo su reforma militar con el grado de capitán.  El 28 de diciembre de 1820 había obtenido su baja absoluta del servicio hasta el 3 de abril del siguiente año, en que fue reincorporado.  Poco antes de obtener su reforma, Garretón pasó a revistar en el Estado Mayor de Plaza.

Después de pasar a la situación de reformado, volvió a la ayudantía del puerto, donde desempeñó la capitanía, mientras que el titular estaba al frente de la Comandancia de Marina y Matrículas.  El 1º de diciembre de 1824 fue nombrado Oficial de Sala en comisión, para el Congreso General Constituyente que debía instalarse; designación hecha por nota al causante firmada por el Ministro de Guerra interino Dr. Manuel José García.

Con motivo del estallido de la guerra con el Brasil, el 16 de enero de 1826 fue destinado a las órdenes del general Rondeau, comandante en jefe del Ejército de Observación sobre el río Uruguay, marchando el 9 de febrero a incorporarse a su puesto; pero regresó con el general Rondeau el día 28 del mismo mes, por haber quedado sin efecto su nombramiento, pasando Garretón a la P. M. G. del Ejército.

El 21 de agosto del mismo año recibió orden nuevamente de marchar a incorporarse al ejército de operaciones, marchando el 19 de octubre con el general Soler, habiendo estado empleado en la Inspección y Comandancia General de Armas desde su nombramiento hasta su partida.  El 28 del mismo mes de octubre se organizó el Estado Mayor del Ejército Republicano, y Garretón fue nombrado 1er adjunto de la Mesa General (3er ayudante del Estado Mayor General).  Posteriormente fue agregado al Estado Mayor divisionario del 3er Cuerpo hasta la batalla de Ituzaingó.  Sus despachos volviendo al servicio como capitán de artillería lleva la fecha del 21 de agosto de 1826.

Por su actuación en aquella acción de guerra, fue reconocido en la Orden General del Gral. Alvear del 23 de febrero de 1827, como sargento mayor graduado; extendiéndole los despachos respectivos el 31 de mayo de aquel año, con antigüedad del 23 de febrero del mismo.  A los pocos días de la batalla de Ituzaingó fue comisionado por Alvear para organizar en la Provincia Oriental la Comandancia General de Armas.  El 10 de agosto de 1827 fue promovido a la clase de comandante del Escuadrón de nueva creación denominado “Ituzaingó”, que debía tener la Comandancia de Armas cerca de sí.  En mayo del mismo año fue nombrado ayudante del general Soler, en Canelones, pasando dos meses después a formar parte de las fuerzas sitiadoras de Montevideo, las que estaban constituidas por el 4º Cuerpo de Ejército.

En octubre bajó a Buenos Aires con licencia por razones de salud, obteniendo el 24 de enero de 1828 su separación del servicio.

El 17 de junio de este último año fue dado de alta como teniente coronel y destinado al ejército de operaciones, pero poco después se dispuso pasase a ejercer la comandancia del Fuerte “25 de Mayo”, en la nueva línea de frontera en el que permaneció hasta que por Orden Superior se abandonó el 11 de enero de 1829.  Garretón continuó revistando en la Plana Mayor del Ejército.

Hallándose en Buenos Aires, el general Soler lo nombró su ayudante hasta la Convención del 24 de junio, pasando a revistar en la Plana Mayor hasta el 7 de octubre de igual año, en que recibió orden de continuar sus servicios en la Sub-Inspección de Campaña, que se estableció en la Guardia del Monte, en calidad de 2º jefe de la misma.  El 24 de diciembre de 1829 fue dado de baja de la Plana Mayor del Ejército, revistando en la Sub-Inspección de Campaña.

El 11 de marzo de 1830 fue graduado coronel, recibiendo la efectividad de este empleo el 21 de enero del año siguiente, desempeñando en el curso de este último la secretaría privada de S. E.  En abril de 1831 marchó hasta Pavón en calidad de secretario en campaña, para cuyo cargo había sido nombrado por decreto del 23 de marzo.  Terminada la campaña, en diciembre Garretón se retiró de Pavón, siguiendo siempre empleado en la referida secretaría.

En marzo de 1833 marchó a la campaña del Desierto, desempeñando en todo el curso de la misma las funciones anexas a la secretaría del General en Jefe y otras comisiones.  Una vez terminada dicha campaña, el coronel Garretón regresó en marzo de 1834.  El 15 de febrero de 1833 fue dado de alta como agregado de la Plana Mayor Activa del Ejército de la Provincia de Buenos Aires.

Fue nombrado comandante militar de San Nicolás en diciembre de 1834; revistando en la Plana Mayor Activa como coronel de caballería con la nota: “En San Nicolás” durante todo el gobierno de Juan Manuel de Rosas, y desempeñando en 1840 la comandancia del Departamento del Norte.  Desempeñaba aquel puesto cuando se produjo la invasión del ejército de Lavalle a la provincia de Buenos Aires; el general Lavalle impartió al coronel Garretón una orden el 11 de agosto de 1840 para que se presentase, so pena de ser pasado por las armas, la que fue rechazada por el causante en forma altanera.

En 1845 fue puesto a las órdenes del general Lucio Norberto Mansilla, para ser empleado en la División que se organizaba en Tonelero y fue nombrado Jefe del Detall de las fuerzas del Departamento Norte.  En octubre del mismo año fue nombrado por aquel General para marchar a Las Saladas y organizar una división que atendiese la Frontera Norte.  En enero de 1847, por el mal estado de su salud, se retiró con licencia a San Nicolás.

Posteriormente, en julio de 1849, se le encargó el mando del Batallón de “Patricios de San Nicolás” y su arreglo, y cumplido este último encargue, en el mes de noviembre lo dejó bajar a Buenos Aires, a desempeñar las funciones de edecán de Juan Manuel de Rosas, cargo para el que había sido nombrado en agosto de 1840.  En enero de 1851 fue nombrado para marchar al Salado, a hacerse cargo de la batería y guarnición de aquel punto, donde permaneció hasta el mes de marzo, en que recibió orden de Rosas de abandonar el puesto, agradeciéndole la lealtad y buen servicio con que se desempeñó

Permaneció desde entonces en servicio en su clase de edecán, hasta el 5 de agosto de 1852, en que pasó en comisión como coronel al Cuerpo de Inválidos.  Con motivo del pronunciamiento del coronel Hilario Lagos el 1º de diciembre de este último año, el coronel Garretón se presentó, aunque enfermo, a la Inspección General, dispuesto a prestar sus servicios; a pesar de lo cual se le mandó reconocer y de orden del cirujano mayor lo verificó el Dr. Peralta.  Finalmente, el 13 de setiembre de 1853 fue borrado de la lista militar en virtud de la Ley del 9 de diciembre del año anterior.

El 6 de octubre de 1857, en virtud del Art. 3º de la Ley del 6 de setiembre de 1856 fue destinado al Cuerpo de Inválidos con las 2/3 partes del sueldo de coronel de infantería, a partir del 1º de enero del mismo; pero el 4 de noviembre de 1858 le fue suspendido este haber en virtud de la Ley anterior.  El 18 de junio de 1863 insistió Garretón para ser reincorporado, sin conseguirlo; reiterando su demanda el 6 de febrero de 1866, pidiendo acogerse a la Ley de Montepío, pensiones y retiros militares del 23 de setiembre del año anterior.  Finalmente, el 1º de mayo de 1866, el vice-presidente en ejercicio Dr. Marcos Paz, lo reincorporó a Inválidos con la mitad del sueldo de coronel, en virtud de las leyes en vigencia.

En setiembre de 1851 ocupaba una banca en la H. Sala de Representantes de Buenos Aires.

El coronel Juan Antonio Garretón falleció en Buenos Aires, el 26 de abril de 1867.  El 16 de abril de 1819 solicitó y obtuvo permiso para contraer enlace con Silvania Dorotea Maciel, hija de Juan Maciel y de Margarita Calderón; nacida en esta Capital el 6 de febrero de 1789, donde fue bautizada el día 9 del mismo mes.  El 28 de abril de 1819 tuvo lugar el casamiento de Silvania Dorotea Maciel con el entonces capitán Garretón.

Católico ferviente, donó a la iglesia un cuarto de manzana en las calles Jujuy y San Juan, donde se levantó la iglesia de San Cristóbal.

Fuente

Cutolo, Vicente Osvaldo – Nuevo diccionario biográfico argentino – Buenos Aires (1971)

Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado

Portal www.revisionistas.com.ar

Yaben, Jacinto R. – Biografías argentinas y sudamericanas – Buenos Aires (1938)

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar






No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

Comments