Malvinas‎ > ‎

EFEMÉRIDES. 27 de octubre – Nacimiento de Francisco Lasala (1805)

publicado a la‎(s)‎ 27 oct. 2012 4:31 por Julio Mendoza

Francisco Lasala

Coronel Francisco Lasala (1805-1859)

Nació en Montevideo el 27 de octubre de 1805, siendo sus padres, el teniente coronel de ingenieros de los Reales Ejércitos, Martín de Lasala y Fernández (1), hermano del teniente de navío Cándido Lasala, muerto gloriosamente en la defensa de Buenos Aires, el 5 de julio de 1807, combatiendo contra los invasores británicos; y Margarita de Oribe y Viana (nacida el 10 de abril de 1787), hermana de los después generales Manuel e Ignacio Oribe, y sobrina carnal del brigadier general Francisco Xavier de Viana.

Francisco Lasala se incorporó a las milicias orientales apenas iniciada la cruzada libertadora del general Lavalleja, siendo reconocido como alférez del Escuadrón Escolta de éste, el 15 de noviembre de 1825.  Al año siguiente pasó a formar parte del Regimiento “Dragones Libertadores”; a las órdenes de Lavalleja concurre el 13 de marzo de 1826 al combate frente a La Colonia, en el cual le fue muerto a Lasala el caballo que montaba por 5 balas enemigas.  El 7 de mayo de aquel año era promovido a teniente 1º por su conducta valerosa.  El 26 de julio de igual año, marchó desde el Durazno al sitio de Montevideo y se halló en todos los hechos de armas en dicho asedio, formando parte, como se dijo, del cuerpo de “Dragones Orientales” que mandaba su tío el coronel Manuel Oribe, Regimiento este último que tomó el número 9 del arma de caballería, al incorporarse el 1º de diciembre de 1826, el Ejército Republicano mandado por el general Alvear.  Este cuerpo formó parte de la vanguardia de aquel ejército en la campaña de comienzos de 1827, asistiendo Lasala a la batalla de Ituzaingó, el 20 de febrero, recibiendo por su intervención en la misma el escudo y cordón de honor decretados por el Gobierno de la República Argentina, así como también, los despachos de ayudante mayor del 1er Escuadrón de su Regimiento, extendidos con fecha 9 de abril de 1827, habiendo obtenido la misma jerarquía en el 2º Escuadrón, el 2 de enero de igual año.

Participó en el curso de este mismo mes en la campaña al Río Grande, bajo las órdenes del general Alvear, asistiendo al combate de las Puntas de Camacuá, el día 23 del mismo, así como también a otros encuentros de menor importancia sostenidos por la vanguardia republicana mandada por el general Lavalleja, en aquella campaña, la que terminada, marchó Lasala el 14 de mayo del mismo año, desde el Cerro Largo, a formar parte de las fuerzas sitiadoras de Montevideo, donde sirvió hasta el 4 de mayo de 1828, en que partió a la campaña de Misiones hasta el 1º de julio del mismo año, en que regresó al sitio de la capital, en cuyas operaciones tomó parte hasta el 12 de octubre de igual año, fecha en que terminó la guerra.  El 28 de agosto del mismo año había sido promovido a capitán del Regimiento 9 de Caballería.

Al ser declarado independiente el Estado Oriental, Lasala pasó con su cuerpo, al servicio del mismo, tomando este último la denominación de “Regimiento 1º de Caballería” en el novel ejército.  El 25 de mayo de 1829 fue ascendido a sargento mayor graduado.  Al año siguiente hizo una corta campaña contra los anarquistas, que tuvo una duración de 21 días, formando parte del Batallón 1º de Cazadores.  Juró la Constitución del 18 de julio de 1830, sancionada por la Asamblea Nacional.  El 10 de junio de 1833 recibió la efectividad de sargento mayor, recibiendo el encargo de organizar el Batallón Matrícula de Marina, en Montevideo, cuyo mando tomó.  Cuando su tío, el general Manuel Oribe, escaló el sillón presidencial, el 1º de marzo de 1835, designó a Lasala primer ayudante de la Capitanía del Puerto de Montevideo, el 30 de julio.  Ascendió a teniente coronel el 29 de octubre de 1836 y a coronel, el 20 de agosto de 1838.  Fue comandante del cuerpo de “Libertos Orientales” y de la “Guardia de la Constitución”.

Caído el presidente Oribe a raíz del triunfo obtenido por Rivera en El Palmar, el 15 de junio de este último año, Lasala fue desterrado el 9 de abril de 1839 a la República Argentina.  El 30 de setiembre de este mismo año salía de Buenos Aires acompañando en calidad de 1er ayudante al general Oribe, designado por Juan Manuel de Rosas para mandar un cuerpo de ejército que iba a operar contra los unitarios.  Incorporado Lasala al ejército del general Echagüe en la provincia de Entre Ríos, asistió al combate de Don Cristóbal, el 10 de abril de 1840, y al del Sauce Grande, el 16 de julio de igual año.  El 21 de este mismo mes, se halló en la acción de la Punta del Diamante, provincia de Entre Ríos, donde le fue muerto por una bala de cañón el caballo que montaba, al tiempo de reconocer los puntos fortificados que ocupaban los marinos franceses de la corbeta de guerra “Expeditive”.  El 28 de noviembre de 1840 se halló en la batalla del Quebracho Herrado.  El 2 de diciembre de este mismo año fue nombrado Jefe de Estado Mayor de la vanguardia del Ejército y el 30 del mes siguiente fue comisionado para conducir desde Córdoba a Buenos Aires las banderas del Regimiento 9º de Orientales, que marchó para la guerra emancipadora en 1814, y que se hallaban depositadas en la Iglesia de Santa Teresa, de Córdoba, y lo fueron entonces en la de San Agustín, en Buenos Aires.

El 9 de agosto de 1841 fue designado Jefe del Estado Mayor del ejército que marchó desde Córdoba a las provincias de Cuyo, por La Rioja.  En tal carácter asistió a la batalla de Rodeo del Medio, el 24 de setiembre de aquel año, en la que fue completamente destruido el ejército de Lamadrid.  El coronel Lasala en aquella acción de guerra tomó personalmente las piezas de artillería unitaria, acompañando a la Compañía del Batallón “Defensores”, que mandaba el capitán Constancio Otondo.  El general Pacheco en el parte de la acción, dice:

“Es de justicia hacer mención del mérito contraído por el coronel Jefe del Estado Mayor divisionario, D. Francisco Lasala, no sólo como un valiente en el combate, sino como incansable en los trabajos y fatigas de una campaña que en su destino se los ha ofrecido multiplicados y difíciles”.  A Lasala en esta emergencia le tocó perseguir a los restos del ejército derrotado hasta las faldas de los Andes.

Después de este triunfo y el que obtuvo en Famaillá, el general Oribe, el 19 de setiembre del mismo año, todas las fuerzas unitarias que operaban en el interior quedaban eliminadas.  Entonces aquel general recibió orden de retrogradar desde Salta para hacer frente al nuevo adversario que acababa de surgir a raíz de la victoria de Caaguazú, alcanzada sobre Echagüe por el general Paz, el 28 de noviembre.  Reconcentradas todas las fuerzas federales sobre Santa Fe, Lasala formó parte de aquel ejército, y el 23 de noviembre de 1842, era designado Jefe de Estado Mayor General del mismo, en sustitución del general Eugenio Garzón, que se había disgustado con Oribe, nombramiento éste que se hizo conocer al Ejército por Orden General fechada en la costa del Clé, el día 27 del mismo mes.  En la sangrienta batalla del Arroyo Grande, el 6 de diciembre, Lasala tuvo honroso comportamiento, mereciendo en el parte del general Oribe la siguiente nota:

“El Jefe del E. M. G., coronel D. Francisco Lasala, alcanzó al oficial que llevaba en sus manos una profanada y adulterada bandera oriental, y se la arrancó, hundiéndole al mismo tiempo su espada en el cuerpo”.  El 30 de diciembre del mismo año pasó a comandar el Batallón “Cazadores Orientales”, que desde febrero de 1844 tomó el nombre de “Libertad Oriental”.

El 24 de diciembre Oribe iniciaba el pasaje del río Uruguay, operación terminada el día 27, y el 16 de febrero de 1843 ponía sitio a la ciudad de Montevideo.  En este largo asedio, el coronel Lasala tomó parte en numerosas acciones de guerra, entre las cuales citaremos: 5 de julio de 1843, combate de Tres Cruces; el 26 de febrero de año siguiente, en el Cerro, mandando dos batallones; el 24 de abril de igual año, en la salida general que realizaron los defensores de la plaza bajo el superior comando del general Paz, el coronel Lasala mandó la izquierda de la línea en la acción librada en las inmediaciones del Cerro, la que estaba compuesta por 4 batallones.  Continuó formando parte de las tropas sitiadoras y cuando el 28 de julio de 1851, a raíz del pronunciamiento de Urquiza contra Rosas se retiraron la mayor parte de las tropas argentinas que se encontraban en el ejército sitiador, el coronel Lasala fue designado por Oribe para comandar este último, compuesto desde entonces solamente por los batallones “Libertad Oriental”, “Maza”, “Voluntarios de Oribe”, “Guardia Nacional de Infantería”; dos batallones de la División del general Antonio Díaz, un piquete de caballería y 3 piezas de artillería ligera, aparte de la de sitio.  Tal designación se hizo conocer por Orden General, de la fecha precitada.  El 8 de octubre del mismo año Oribe capitulaba ante el ejército del general Urquiza.

En 1853 tuvo a su cargo la modificación de las “Ordenanzas Militares”.  El 2 de enero de 1858 fue miembro de la Junta de Guerra reunida para acordar el plan de defensa de Montevideo.  El día 20 del mismo mes, fue Jefe de Estado Mayor del ejército en campaña contra los revolucionarios encabezados por el general César Díaz, asistiendo en tal carácter el coronel Lasala a la batalla y rendición de los rebeldes en el Paso de Quinteros, sobre el río Negro, el 28 de enero de igual año.  El general Medina elogió y recomendó la conducta del coronel Lasala en aquellas operaciones.

El 3 de noviembre de 1858 fue nombrado Jefe Interventor de las Revistas de Comisario.  Aparte de las comisiones precitadas, Lasala desempeñó la de parlamentario de las fuerzas sitiadoras de Montevideo, el 4 de octubre de 1828, para comunicar a los defensores de la plaza, la suspensión de las hostilidades por el canje de la Convención de Paz firmada en Río de Janeiro el 28 de agosto.  Juan Manuel de Rosas le decretó 3 medallas de oro por su participación en la campaña contra los “Ejércitos Libertadores”.  En 1825 pasó 3 veces a la capital argentina con comunicaciones del general Lavalleja.

El coronel Lasala contrajo matrimonio en Montevideo, en julio de 1830 con María Inés Furriol.  Falleció en Montevideo el 7 de marzo de 1859.

Referencia

(1) Martín Lasala fue recomendado por el general Ruiz Huidobro por su heroica conducta en el asalto de Montevideo por los ingleses el 3 de febrero de 1807.

Fuente

www.revisionistas.com.ar

Yaben, Jacinto R. – Biografías argentinas y sudamericanas – Buenos Aires (1939.

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar


FUENTE :

http://www.revisionistas.com.ar/?p=8587







No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

Comments